Causas y luchas
Comunicados
Publicaciones
Indignación
Contacto

EXIGIMOS AL GOBERNADOR Y A LA SEMARNAT ESCUCHAR LA VOZ DEL PUEBLO MAYA FRENTE A LAS MEGA FÁBRICAS DE CERDOS

27 May, 2022 | Comunicados, Pueblo Maya

Mientras en Homún y Mérida se reunían pobladores y pobladoras mayas para exigir un alto al avance de la agresiva industria porcícola en sus territorios, el gobernador Mauricio Vila Dosal y la Secretaria de Medio Ambiente y Recursos Naturales, María Luisa Albores González sostenían, de manera cínica e hipócrita, un encuentro para “intercambiar información” sobre las mega granjas porcícolas impuestas en Yucatán.

Exigimos se escuche la decisión de las poblaciones mayas, que en incontables ocasiones han manifestado su negativa a que dichas fábricas operen en sus territorios.

Mérida, Yucatán, 27 de mayo de 2022.- El día 25 de mayo, el Gobierno del Estado de Yucatán dio a conocer que el gobernador Mauricio Vila Dosal y la titular de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat), María Luisa Albores González, sostuvieron una reunión y firmaron acuerdos, supuestamente, para “la conservación del medio ambiente en Yucatán”. 

De acuerdo con el boletín de prensa del Ejecutivo estatal, dichos convenios tienen el objetivo de “atender las principales necesidades ambientales de la entidad, con la armonización de instrumentos de ordenamientos ecológico y territorial de los asentamientos en Yucatán, y el intercambio de información en temas relacionados con las unidades de producción pecuaria”.

Este acuerdo se dio previo a la “Expo Foro Ambiental 2022”, organizada por la Cámara Nacional de Comercio, Servicios y Turismo de Mérida, y patrocinada, entre otros, por la empresa porcícola Kekén, señalada por diversas comunidades mayas del estado de ser la causante de afectar su patrimonio biocultural, junto con la Secretaría de Desarrollo Sustentable (SDS), del Estado de Yucatán, que en diversas ocasiones ha exhibido su respaldo a las mega fábricas de cerdos.

Ambas actividades se dan luego de que, en Mérida, pobladores y pobladoras mayas, junto con representantes de pueblos de Chile, Argentina, Ecuador y Estados Unidos, emitieran la Declaración de América sin mega fábricas de cerdos, para exigir a las autoridades yucatecas, mexicanas y de los países mencionados, un alto al avance de la industria porcícola por afectar el derecho a la libre determinación de los pueblos,  la salud, el medioambiente, el agua y la alimentación.

Frente a este contexto resulta inadmisible que, mientras las comunidades mayas se reúnen para exigir el cierre inmediato de las mega fábricas de cerdos y el respeto a su derecho a la libre determinación y a vivir en un medioambiente sano,  los gobiernos federal y estatal en una muestra más de racismo, realicen acuerdos y foros en los que las comunidades indígenas vuelven a estar invisibilizadas.  

Es preciso recordar que las comunidades mayas han exigido tanto al gobierno federal como al estatal  el respeto a su derecho a la libre determinación frente al negocio porcícola. Basta recordar que hace un mes, representantes de las comunidades afectadas sostuvieron en la comunidad de Homún, una reunión con funcionarios de la Semarnat en donde les hicieron llegar información sobre las diversas violaciones que las mega fábricas de cerdos causan en sus territorios. 

En dicho encuentro, además se solicitó la presencia de la Secretaria Albores González para que de manera directa presenciara esos impactos. A la fecha, la funcionaria no ha dado respuesta a las comunidades, pero sí se ha reunido con el gobernador del estado, uno de los principales impulsores de la industria porcícola.

Las comunidades mayas del estado han solicitado el diálogo con autoridades municipales, estatales y federales, han realizado autoconsultas en las cuales han dicho no a las mega granjas de cerdos, han realizado peticiones formales y juicios de amparo para ejercer su derecho a la libre determinación, han realizado manifestaciones pacíficas y a pesar de todo ello, las autoridades de los tres niveles de gobierno siguen respaldando a las grandes empresas porcícolas omitiendo el derecho que los pueblos tienen a decidir sobre su territorio y el ejercicio de su soberanía como pueblos originarios.

Finalmente no sobra decir que, frente a la crisis climática que impera en el mundo, resulta  indispensable erradicar el modelo económico que subsiste, pues además de generar graves impactos ambientales, afecta el tejido social y genera condiciones de explotación y despojo hacia las comunidades y pueblos afectados, tal como se determinó en la Declaración de América sin mega fábricas de cerdos.

Entradas relacionadas

Ni una mega fábrica de cerdos más

Ni una mega fábrica de cerdos más

Kinchil, Yucatán, 14 de julio de 2022.  A seis años del inicio de diversos procesos de organización y resistencia  en contra de la industria porcícola, y tras exigir la comparecencia de las autoridades encargadas de cuidar los bienes naturales, comunidades...

Pueblos se unen: exigen una América libre de fábricas de cerdos

Pueblos se unen: exigen una América libre de fábricas de cerdos

En el marco del Foro internacional sobre los impactos sociales y ambientales de las mega fábricas de cerdos, una coalición de pueblos, defensoras y defensores de derechos humanos, así como especialistas de Argentina, México, Chile, Ecuador y Estados Unidos concretaron...

ALTO AL HOSTIGAMIENTO JUDICIAL A PERIODISTAS EN YUCATÁN

ALTO AL HOSTIGAMIENTO JUDICIAL A PERIODISTAS EN YUCATÁN

En las últimas semanas se han hecho públicos casos de hostigamiento judicial a periodistas de Yucatán. Exigimos el respeto al derecho a la libertad de expresión y al derecho de acceso a la información.Exigimos el cese del hostigamiento judicial contra el...