PGR criminaliza movimiento social en Candelaria y viola derechos humanos