Palabras a Kekén desde nuestra falta de “entendimiento” minoritario radical

Comunicado Indignación

 

Poco después de concluir la 17 Cumbre Mundial de Premios Nobel de la Paz realizado en la ciudad de Mérida, en la que participaron no sólo 30 laureados a dicho premio, sino que también figuraron diversos empresarios que en Yucatán han sido también protagonistas de problemas de contaminación ambiental y de despojo de tierras con el fin de incrementar su capital económico, una de dichas empresas es Grupo Porcícola Mexicano, también conocida como Kekén. Aquí le damos respuesta a algunas de sus palabras dirigidas a un medio de comunicación (www.hazruido.mx) cuando se le preguntó por las manifestaciones llevadas a cabo en el marco de dicha cumbre en contra de Kekén.

Es importarte señalar que ya ha pasado más de un año de que la empresa Kekén incumpliera la promesa que nos hizo a estos “grupos minoritarios radicales que no están por el entendimiento” de no meter cochinos en tanto no se resuelvan los juicios sobre la granja de la empresa Producción Alimentaria Porcícola (PAPO) que se instaló en el pueblo maya de Homún.

En nuestros pueblos creemos en la palabra, pero sobre todo confiamos en ella. Por eso nos parece irónico que el Director General de Kekén, Claudio Freixes, mencione que: “no hay nada mejor que las palabras para poderse entender y sumar, aunar voluntades para solucionar los grandes problemas del mundo”. Nosotros habíamos confiado en la palabra de Claudio Freixes quien nos aseguró no introducirían ningún cerdo en tanto no se resuelvan los juicios jurídicos.

No sólo incumplió su promesa, sino que ahora con la declaración realizada por Claudio Freixes se reafirmó que Kekén es una Empresa Peligrosamente Racista, al llamarnos “grupos minoritarios radicales que no están por el entendimiento”. Nos llama radicales porque queremos defender el agua, el ambiente, el territorio y los derechos del pueblo maya de Homún. Que además, recordemos, se estaría poniendo en riesgo de contaminación a dos reservas ecológicas reconocidas por su importancia a nivel internacional, además de que Homún se encuentra dentro de la zona de recarga de la Reserva Geohidrológica Anillo de los cenotes, básicamente Homún forma parte de la zona donde brota el agua dulce de la Península de Yucatán.

Nos acusa de falta de “entendimiento” porque nos oponemos a sus intereses mercantiles que sólo representa a los grandes capitales, mismos que no significan ningún beneficio para el pueblo maya de Homún. Nos preocupa además el profundo racismo que esto representa para una empresa que se jacta de Socialmente Responsable, pero si fueran responsables no hubieran faltado a su palabra y menos nos acusarían de ser “grupos minoritarios radicales que no están por el entendimiento”.

Hace un año la discriminación vino por parte de las autoridades federales (PROFEPA) cuando nos criminalizaron y clausuraron los cenotes de Homún como represalia a la clausura simbólica que le hicimos a la granja PAPO, en ese momento denunciamos cómo Kekén y PAPO habían faltado a su palabra, hoy no sólo han faltado a su palabra, sino que nos siguen discriminando, aseverando que no tenemos entendimiento, lo cual nos hace recordar el racismo histórico y el menosprecio que han vivido los pueblos mayas de Yucatán.

Puede seguirnos acusando de “grupos radicales minoritarios que no están por el entendimiento” si quiere, nosotros seguiremos defendiendo el agua, los cenotes, los montes y toda la riqueza que esto representa para nuestros pueblos. Riqueza que no es mercantil como la que ellos buscan, sino espiritual y de saberes, pese a que digan no tenemos entendimiento, nosotros sabemos que sí lo tenemos y que los que no quieren entender y respetar al pueblo maya son ellos.

 

Liga de la nota de haz ruido donde se publicó la declaración de Carlos Freixes:

http://www.hazruido.mx/reportes/keken-tacha-de-grupos-minoritarios-radicales-a-manifestantes/

Scroll Up