Causas y luchas
Comunicados
Publicaciones
Indignación
Contacto

Ni una mega fábrica de cerdos más

14 Jul, 2022 | Comunicados, Mayas

Kinchil, Yucatán, 14 de julio de 2022.  A seis años del inicio de diversos procesos de organización y resistencia  en contra de la industria porcícola, y tras exigir la comparecencia de las autoridades encargadas de cuidar los bienes naturales, comunidades mayas del estado de Yucatán lograron que el Gobierno Federal, a través de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (SEMARNAT), María Luisa Albores, se comprometa a respetar la voz del pueblo afirmando que no otorgará ni un permiso más para el establecimiento de mega fábricas de cerdos en el estado.

En encuentro efectuado el día 13 de julio en el Pueblo Maya de Kinchil, epicentro hace un año de un proceso de auto consulta en donde las comunidades mayas de Kinchil, San Fernando y Celestún dijeron “No a las mega-fábricas de cerdos en nuestro territorio”,  representantes de 8 comunidades mayas afectadas por la actividad porcícola expusieron los impactos que esa industria causa a su territorio y recursos naturales y reiteraron, tanto a la titular de SEMARNAT, como a la titular de la Secretaría de Desarrollo Sustentable (SDS), del Gobierno del Estado de Yucatán, también presente en la reunión, “No queremos más granjas porcícolas en nuestro territorio.”

Al inicio de la reunión, uno de los integrantes del Consejo Maya del Poniente Chik’iin ja’ mencionó que se tiene que respetar el derecho a la libre determinación del pueblo maya y aquellas autoridades que no estén dispuestas a respetar dicho derecho, se pueden dar la vuelta.

Posteriormente, y a través de los diferentes testimonios, los representantes de los pueblos mayas de Homún, Kinchil, Celestún, San Fernando (Maxcanú), Chapab, Yaxkukul, Chablekal y Uayalceh, expusieron el despojo de tierras que han enfrentado para la construcción de estas mega-fábricas, la violación por parte de todas las autoridades municipales, estatales y federales al otorgar permisos sin su consentimiento, la constante aprobación de las manifestaciones de impacto ambiental sin rigor científico, los impactos que ha generado esta industria que ha deforestado sus montes, contaminado sus bienes naturales como los cenotes y afectado sus prácticas culturales.

Uno de los reclamos principales, fue la falta de acción diligente de las autoridades ambientales ante las constantes denuncias de los pueblos, situación que contrasta con el trato preferencial que le han dado a los empresarios porcícolas, así como la violación a su derecho a la libre determinacón.

De manera particular, las y los representantes mayas reclamaron enérgicamente a la SDS la colusión que el Gobierno del Estado de Yucatán ha tenido con las empresas porcícolas, específicamente con la empresa Kekén, y el racismo que ha manifestado hacia los pueblos que, de forma constante, han alzado la voz exigiendo el respeto a sus derechos y el cierre de las fábricas de cerdos que afectan su territorio.

De igual manera, se recordó que en noviembre de 2020, personas de más de 20 comunidades de la Península de Yucatán, denunciaron distintas afectaciones ambientales ante instituciones federales como el Consejo Nacional del Agua (CONAGUA), la Procuraduría Federal de Protección Ambiental (PROFEPA), la SEMARNAT, y a nivel estatal ante la SDS, sin que hasta la fecha se tenga información sobre estas denuncias. Cabe resaltar que en la reunión estuvieron presentes representantes de esas Dependencias.

Los pueblos de Kinchil, San Fernando (Maxcanú), y Celestún, recordaron que en julio de 2021 realizaron una consulta autónoma para decidir sobre la permanencia de las mega-fábricas de cerdos en su territorio, proceso organizativo en el cual, como lo hiciera el pueblo de Homún en 2017, invitaron a las autoridades ambientales de todos los niveles de gobierno  para que proporcionen la información relacionada con la actividad y los impactos generados por las mega-fábricas porcinas que operan en sus territorios. En ambos casos,  la respuesta fue el silencio,  ya que ninguna de ellas se presentó.

Otros pueblos expresaron su preocupación ante las diversas afectaciones ocasionadas por Grupo Porcícola Mexicano (Kekén), las cuales van desde malos olores, hasta la contaminación al agua, las abejas y en general al campo.

Este espacio fue posible gracias al encuentro de los pueblos, mismos que se han ido tejiendo y encontrando en torno a una misma causa que los une: “Que respeten nuestros derechos como pueblo maya”.

Los pueblos mayas organizados lograron que la titular de la SEMARNAT se comprometa a no otorgar ningún permiso más a las mega-fábricas de cerdos. De igual manera, la funcionaria federal se comprometió a revisar las Manifestaciones de Impacto ambiental otorgadas a las mega-fábricas, a garantizar el proceso de participación de las comunidades en la determinación de sus ordenamientos territoriales y  a coadyuvar en la realización de estudios y análisis sobre la calidad del agua en aquellos territorios mayas afectados por la industria porcina.

Desde Indignación, Promoción y Defensa de los Derechos Humanos, presente en la reunión en calidad de observadora, saludamos la digna resistencia de las comunidades y pueblos organizados por la defensa de su territorio y reiteramos la exigencia de que se haga efectivo el derecho de los pueblos a decidir sobre su futuro y proyecto de desarrollo, así como la obligación que tienen las autoridades de todos los niveles de respetar la decisión de esos pueblos. 

Indignación, Promoción y Defensa de los Derechos Humanos A.C.

Entradas relacionadas

Pueblos se unen: exigen una América libre de fábricas de cerdos

Pueblos se unen: exigen una América libre de fábricas de cerdos

En el marco del Foro internacional sobre los impactos sociales y ambientales de las mega fábricas de cerdos, una coalición de pueblos, defensoras y defensores de derechos humanos, así como especialistas de Argentina, México, Chile, Ecuador y Estados Unidos concretaron...

ALTO AL HOSTIGAMIENTO JUDICIAL A PERIODISTAS EN YUCATÁN

ALTO AL HOSTIGAMIENTO JUDICIAL A PERIODISTAS EN YUCATÁN

En las últimas semanas se han hecho públicos casos de hostigamiento judicial a periodistas de Yucatán. Exigimos el respeto al derecho a la libertad de expresión y al derecho de acceso a la información.Exigimos el cese del hostigamiento judicial contra el...