Mientras se denuncia ante la CIDH la ausencia de ley contra la tortura en Yucatán, Indignación presenta a los tres poderes del estado medidas urgentes para erradicar dicha práctica

26 de febrero de 2003

 

El día de hoy, 26 de febrero, se denuncia ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos que Yucatán continúa sin ley contra la tortura y se hacen del conocimiento de dicha Comisión hechos de tortura ocurridos en Yucatán en los Últimos meses.

Lo anterior se plantea hoy, en Washington, en el 117 período de sesiones de la Convención Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) durante la Audiencia acerca de la Situación General sobre México, en la que organismos integrantes de la Red de Derechos Humanos “Todos los Derechos para Todos” intervienen para exponer un balance sobre la situación de los derechos humanos en el paí­s.

El Equipo de Derechos Humanos Indignación, preocupado por la persistencia de hechos de tortura en Yucatán, así­ como por la ausencia de instrumentos legales en el estado para sancionar de manera adecuada este delito, presenta a los tres poderes del estado de Yucatán un documento con Medidas urgentes para erradicar la tortura en Yucatán.

Tan sólo en los últimos seis meses hemos tenido conocimiento de cuatro casos de tortura.

Los cuatro casos de tortura, hechos públicos a través de medios de comunicación locales, refieren el caso de un joven de Valladolid, presuntamente torturado en septiembre pasado; el caso de un vecino de Kanasí­n, en cuya muerte se presume la participación de agentes de la policí­a municipal; el caso de dos menores presuntamente torturados por un comandante de la Policí­a Judicial asignada a Tekax y el caso de un joven que quedó inválido por los golpes que presuntamente le infligieron agentes de la Policía Municipal de Oxkutzcab.

A estos casos hay que añadir el de la Escuela Social de Menores Infractores y las torturas fí­sicas y sicológicas que se infligieron a internos e internas de dicho Centro. Los responsables de esos delitos difícilmente serán juzgados de acuerdo con la gravedad del acto cometido, toda vez que en Yucatán la tortura no está tipificada como delito.

Con el objetivo de atender esta situación, y conscientes de que la tortura y otros abusos que cometen las fuerzas de seguridad, son resultado de diversos factores y que su erradicación no tiene una solución sencilla, el Equipo Indignación propone al poder Ejecutivo, al poder Legislativo y al Poder Judicial medidas urgentes para erradicar la tortura en Yucatán.

Al poder Legislativo se le solicita tipificar la tortura como delito, de acuerdo con el estándar de mayor protección en esta materia, que es el establecido en la Convención Interamericana para Prevenir y Sancionar la Tortura.

A los integrantes del Poder Judicial les recomendamos, respetuosamente, ser consecuentes con los tratados y convenios que México ha firmado y ratificado, entre los que se encuentra la Convención Interamericana para Prevenir y Sancionar la Tortura, y con lo establecido por el artículo 133 de la Constitución Mexicana.

Al Ejecutivo, además de proponerle diversas medidas tendientes a prevenir y sancionar hechos de tortura, le solicitamos la creación de una instancia facultada para dar seguimiento a dichas medidas y capacitada para informar del avance en su cumplimiento de los adelantos en las investigaciones relativas a casos de tortura y de abuso de autoridad.

El Equipo Indignación permanecerá vigilante de las acciones que se realicen con el fin de erradicar la tortura en Yucatán.

Scroll Up