Mesa de diálogo, urge Copó a autoridades

Nota del Equipo Indignación

 

Habitantes del pueblo de Santa Gertrudis Copó acudieron hoy 24 de mayo a Palacio de Gobierno, al Ayuntamiento de Mérida y a Desarrollo Urbano y presentaron un escrito para urgir a la instalación de una mesa de diálogo ante la invasión de espacios comunitarios en una zona contigua al casco de la hacienda que han generado tensiones en la comunidad y que amenazan sus derechos como pueblo maya.

También presentaron un escrito al Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) en el que piden su intervención debido a que se han realizado demoliciones de construcciones contiguas al casco de la Hacienda sin que les hayan mostrado permisos correspondientes. De hecho, la comunidad no ha sido informada de qué se piensa hacer en ese lugar, en qué consiste el proyecto o qué afectaciones podría tener para este pueblo maya.

El escrito presentado hoy en Palacio de Gobierno y en el Ayuntamiento, acompañado de 224 firmas de habitantes de la comunidad, reitera puntos planteados en una comunicación previa que se presentó ante esas mismas instancias desde el 20 de marzo y que aún no ha tenido respuesta.

Si bien la comunidad logró la clausura de los cimientos de una barda que invade un espacio comunitario, las demás peticiones no han sido atendidas y ni siquiera han tenido alguna respuesta del escrito presentado en marzo pasado.

El documento presentado hace referencia a presiones y malos tratos de quienes se ostentan como propietarios de la hacienda contra los habitantes de la comunidad, así como tensiones vividas debido a que trabajadores continuaron acudiendo a pesar de la suspensión y se llegó incluso a empujones y gritos entre trabajadores y pobladores el 2 de mayo pasado, lo que hizo necesaria la intervención de la policía.

El pasado 8 de mayo habitantes de Santa Gertrudis Copó colocaron mantas en las inmediaciones de la hacienda para hacer saber que están vigilantes de sus derechos. Si bien desde entonces no ha habido tensiones, la situación no está resuelta, por lo que exigen a las autoridades la instalación de una mesa de diálogo que les permita proteger a su comunidad y sus derechos como pueblo maya.

A juicio del Equipo Indignación Santa Gertrudis Copó, como otros pueblos mayas que rodean la ciudad de Mérida, enfrenta la presión de un crecimiento de la ciudad basado en un modelo que privilegia el despojo de tierras, la especulación, el desarrollo de proyectos inmobiliarios y deforestación antes que la vida comunitaria y los derechos del pueblo maya.

Scroll Up