Kanxoc, tu ka’aten (otra vez)

Con una memoria histórica de despojos, violencia y colonialismo, el pueblo maya de Kanxoc da un paso histórico, desafiando el reto de judicializar su conflicto, comprometiendo a Magistrados y tribunales hacer valer los derechos de posesión ancestral de su pueblo. Tras 7 años de documentación y trabajo en conjunto, Kanxoc sigue la resistencia, la lucha, iniciando una nueva etapa de largo aliento: la batalla en el tribunal agrario, exigiendo justicia, probando a las instituciones judiciales a que solucionen su conflicto por la vía de la ley, ya que la intromisión del Estado en su pueblo ha puesto en riesgo la paz, generando violencia, amenazando sus montes y el derecho a su territorio. 

Reunidos en asamblea, los ejidatarios y ejidatarias de Kanxoc, con sus autoridades, firmaron demanda jurídica contra las autoridades que han generado estos conflictos en el pueblo, los cuales iniciaron a raíz de una serie de irregularidades realizadas desde 1983 cuando funcionarios agrarios llegaron al pueblo para crear un segundo núcleo ejidal denominado “Kanxoc II”, mismo que fue dotado con tierras que ancestralmente se encontraban en posesión de Kanxoc, pero que además desde 1981 fueron reconocidas como parte del ejido de Kanxoc, como se aprecia en el plano de posesión definitiva y deslinde. 

La creación del ejido de Kanxoc II ha violado los derechos del pueblo maya de Kanxoc al no reconocer la posesión ancestral que tienen sobre su territorio, y en vez de esto llamarlos “terrenos nacionales”, para luego crear un segundo ejido que ha traído división y conflictos en el pueblo. Los ejidatarios de Kanxoc intentaron resolver el problema a su modo, utilizando la justicia tradicional con lo cual en una asamblea quisieron unificar a los dos ejidos, sin embargo la Procuraduría Agraria (PA) dijo que esa asamblea no vale porque no fue convocada ni se contó con la presencia de la PA, pese a que los ejidos son autónomos, pese a que es el modo del pueblo de resolver sus problemas sin generar más conflictos.

Los problemas se han agudizado a partir de que personas pertenecientes al “Kanxoc II” han talado árboles maderables en los montes que están en disputa, mercantilizando con los recursos naturales que son del pueblo. El pueblo de Kanxoc salió entonces a la defensa de sus montes, se enfrentó con distintas autoridades ambientales, incluyendo a la policía, y finalmente les dieron la razón. Para esto se contó con el apoyo del topógrafo Cristian Chávez  quien fue al monte para medir dónde se estaba talando y ver si realmente era dentro del ejido de Kanxoc, lo cual fue cierto. La Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) también fue a inspeccionar, con lo cual reconocieron que los tablajes presentados por Marcos, quien pertenece al supuesto ejido de Kanxoc II, son ilegítimos. Además de que se estaban talando maderas preciosas. Por tanto, el responsable de la tala fue multado con $142 mil pesos.

Ruben Ávila Tena, uno de los abogados del juicio que se va a iniciar mencionó que “el camino no es fácil, es camino hacia arriba, empujando piedra, a veces esta piedra regresa y hay que empujarla otra vez para arriba, llegará un momento que se pondrá parejito y después bajadita. Si aguantan ustedes la subida con la tirada para atrás ya la hicieron. 

 

La demanda describe porqué Kanxoc II es ilegal, documentada con papeles tan antiguos que datan del 1700, donde se revela la existencia de un solo pueblo de Kanxoc, asentados en todo el territorio que ancestralmente han sido posesionarios, para ser reconocido lo que siempre han sido, un solo pueblo y nulificar los papeles que se hicieron de forma ilegal.

 

La demanda es justa, su reclamo es justo, está sustentado en documentos  que ya se obtuvieron y su razón de reclamar está sustentada en la ley, para hacerle ver al estado mexicano que cometió un error. El único documento que debe existir es el del Kanxoc original. Un único y legitimo Kanxoc y tenemos fe que los magistrados lo vean y les den la razón, el reclamo está sustentado en la ley.


Se necesita unidad para enfrentar lo que se viene, presiones que hay que librar para seguir con el objetivo de unificar su resolución presidencial con la superficie que siempre han tenido en posesión. El apoyo como asamblea es la fuerza de la demanda para que camine el largo camino, no claudicar la lucha, no rendirse, es una guerra y esta solo se gana con inteligencia, con estrategia, con organización y así salir adelante, pelear hasta lo último. Falta convencer a los que reparten la justicia, eso no es fácil, pero la fuerza está en ustedes”.

Kanxoc otra vez inicia un juicio para resolver un problema que las autoridades agrarias iniciaron.

Kanxoc otra vez les dice a las autoridades que tienen que resolver el problema que ellos mismos crearon.

Kanxoc otra vez sale a defenderse como pueblo, esta vez con armas jurídicas apelando a sus derechos como pueblo maya.

Scroll Up