Gobierno de Yucatán reprime manifestación pacífica en Caucel

14 de julio de 2006

 

Equipo Indignación A.C.

El Equipo Indignación expresa su preocupación por la detención de que fueron objeto 38 personas el día de ayer, cuando concluí­an una manifestación pacífica frente a la maquinaria que realiza trabajos en terrenos de Caucel, como parte del proyecto conocido como “Ciudad Caucel”.
Entre los detenidos se encontraba un menor de edad, que fue liberado en el edificio de la S.P.V. Permanecen detenidas 37 personas, entre ellas una mujer y personas mayores de edad, algunas con problemas de salud, quienes desde las cinco de la tarde fueron trasladadas al edificio de la Procuraduría estatal.
El Equipo Indignación constató que se escatimó información a los familiares de los detenidos quienes, al menos hasta las 10.30 de la noche, no sabí­an con precisión de qué se les acusa, a pesar de que cinco personas, entre ellos un abogado, entraron a hablar con el procurador cerca de las nueve de la noche. Para el equipo Indignación esta ausencia de información continuada durante todo el día y noche manifiesta un desprecio hacia compañeras y compañeros mayas y podría constituir discriminación.
Las 37 personas detenidas participaron en una manifestación frente a maquinaria de la Cousey que se ha introducido y trabaja en terrenos aledaños a sus casas. Familiares de los detenidos manifestaron que la maquinaria ha traspasado los límites de los terrenos que ejidatarios vendieron al gobierno del Estado e invade terrenos que, hasta donde saben, no están vendidos y sobre los que ellos tienen la propiedad y el uso.
Entre los detenidos se encuentra el licenciado William Santos, que asesora a los ejidatarios de Oxcum y Hunucmá que mantienen un litigio con el gobierno del Estado por la venta de tierras para la construcción de un aeropuerto. También se encuentra detenido el Comisario ejidal de Hunucmá.
Al Equipo Indignación le preocupa que esta detención sea una represalia del Gobierno contra el asesor jurídico y constituya un acto de intimidación dirigido a otros pueblos que mantienen litigios contra el gobierno del Estado por ventas de tierras.
Las personas detenidas ejercí­an el derecho a manifestarse ante lo que consideran una invasión a su propiedad. El Equipo Indignación deplora que la respuesta al ejercicio de un derecho sea el uso de la fuerza pública y la detención.
Este equipo también manifiesta su extrañeza por el uso de la fuerza. El Código de conducta para funcionarios encargados de hacer cumplir la ley, de las Naciones Unidas, establece en su artículo tercero que “Los funcionarios encargados de hacer cumplir la ley podrán usar la fuerza sólo cuando sea estrictamente necesario y en la medida que lo requiera el desempeño de sus tareas.”
Familiares de los detenidos expresaron que la detención se realizó cuando concluí­an una manifestación frente a la maquinaria, por lo que el uso de la fuerza se hacía evidentemente innecesario.

Scroll Up