Causas y luchas
Comunicados
Publicaciones
Indignación
Contacto

Gobierno de Yucatán despide a servidor público que denunció tortura

12 Sep, 2006 | Comunicados

12 de septiembre de 2006

*También documentó la represión a campesinos de Caucel*

Indignación A.C.

El Equipo de Derechos Humanos INDIGNACIÓN A.C. deplora el intento del gobierno de Yucatán de despedir a Luis Peniche Novelo, servidor público que en enero pasado documentó un caso de presunta tortura en el edificio que ocupa la S.P.V.
El pasado 30 de enero Luis Peniche Novelo se encontraba en la oficina de la Oficialí­a Mayor del Gobierno del Estado, donde labora, en el Departamento de Desarrollo Humano y Calidad, misma que se encuentra en el edificio que antes ocupaba la Procuradurí­a de Justicia del Estado, contiguo al edificio de la S.P.V. Al acudir a los sanitarios, escuchó gritos provenientes de un cuarto del cual lo separaba una pared, precedidos por sonidos que le parecieron como de descargas y golpes.
Unos minutos después de estar escuchando, Luis acertó a sacar una cámara fotográfica que tiene también funciones de grabación de audio, grabó y dejó a este equipo un archivo de audio de 2 minutos y 26 segundos de duración en el que, si bien hay mucho ruido, se distinguen frases como “…por favor, por favor…”, “…comandante…”, “…por favor, por favor…”, “…acepto los cargos…”, “…como treinta kilos…”, entre otras.
El equipo Indignación, junto con Luis Peniche, presentó el caso a la Comisión de Derechos Humanos del Estado de Yucatán y solicitó que fuese la misma Codhey quien interpusiera la denuncia correspondiente ante el Ministerio Público.
Aunque inicialmente el entonces oficial de quejas de la Codhey ofreció mantener en el anonimato el nombre del testigo y denunciante, personal de la Comisión acudió al centro de labores de Luis Peniche, habló con sus jefes y también con él, poniendo en evidencia quién había denunciado el caso.
El pasado 30 de agosto, durante la presentación de su informe, el Ombudsman anunció que en breve se emitirí­a una recomendación contra el gobierno del Estado precisamente por ese caso de tortura.
Adicionalmente a la denuncia del caso de tortura, Luis Peniche participa en el proyecto de comunicación alternativa “Indymedia Yucatán” y documentó y denunció la represión contra campesinos de Caucel ocurrida el pasado 13 de julio.
Luis Peniche cuenta incluso con un oficio de su trabajo en el que se expresa la molestia porque se le vio en el edificio de la Procuradurí­a de Justicia del Estado cuando los campesinos de Caucel se encontraban ahí­ detenidos. Si bien faltó a su trabajo ese día, avisó previamente que no podría asistir y le dijeron que no había problema. La molestia se la expresaron hasta que se supo que el tiempo lo usó para acudir a apoyar a los campesinos de Caucel reprimidos por el propio gobierno del Estado.
Luis Peniche Novelo es adherente de la Sexta Declaración de la Selva Lacandona y participa en “La Otra Campaña”, iniciativa civil y pací­fica promovida por el EZLN.
Además, Luis colabora voluntariamente con el equipo Indignación.
El pasado viernes 8 de septiembre, Luis Peniche fue informado de que ya no se requerirí­an sus servicios y se le solicitó que ya no se presentara a su oficina. Anteriormente ya sus jefes le habían invitado a considerar la posibilidad de retirarse. Hasta donde este equipo sabe, el gobierno del Estado pretende que Luis Peniche renuncie voluntariamente y está presionándolo en ese sentido. Su jefe directo es el señor José Agustí­n López Chi, jefe del Departamento de Desarrollo Humano y Calidad, que forma parte de la Dirección de Desarrollo Institucional, a cargo del Lic. Eduardo Millet Reyna y depende de la Oficialí­a Mayor del Gobierno del Estado cuyo titular es el señor Raúl Arceo Alonzo. El jefe de Recursos Humanos de la Oficialí­a Mayor es el Lic. José López Rosado.
El equipo Indignación considera esta solicitud de renuncia hecha a Luis Peniche como un acto de represalia del gobierno del Estado por su participación política, sus ideas y la denuncia de tortura que realizó en febrero pasado.
Este equipo deplora la represalia y hostigamiento que este hecho entraña y expresa un severo extrañamiento por el hecho de que se castigue a un servidor público que cumple con su deber, puesto que la ley contra la tortura obliga al servidor público que tenga conocimiento de un hecho de esta naturaleza a denunciarlo de inmediato, lo que hizo Luis Peniche al presentar el caso ante la Codhey.
Al desalentar con represalias la denuncia de actos de tortura, el Gobierno de Yucatán se exhibe como promotor de ésta y protector de quienes la practiquen.
La represalia, además, hace incurrir al Gobierno del Estado en violaciones al derecho a la libertad de expresión, de pensamiento y de asociación de Luis Peniche Novelo. Adicionalmente, el gobierno de Yucatán viola derechos laborales al despedir sin causa justificada a un empleado.
El Equipo Indignación hace estos hechos del conocimiento de la Comisión de Derechos Humanos del Estado de Yucatán, solicitándole su intervención inmediata.

Entradas relacionadas

Ni una mega fábrica de cerdos más

Ni una mega fábrica de cerdos más

Kinchil, Yucatán, 14 de julio de 2022.  A seis años del inicio de diversos procesos de organización y resistencia  en contra de la industria porcícola, y tras exigir la comparecencia de las autoridades encargadas de cuidar los bienes naturales, comunidades...

Pueblos se unen: exigen una América libre de fábricas de cerdos

Pueblos se unen: exigen una América libre de fábricas de cerdos

En el marco del Foro internacional sobre los impactos sociales y ambientales de las mega fábricas de cerdos, una coalición de pueblos, defensoras y defensores de derechos humanos, así como especialistas de Argentina, México, Chile, Ecuador y Estados Unidos concretaron...

ALTO AL HOSTIGAMIENTO JUDICIAL A PERIODISTAS EN YUCATÁN

ALTO AL HOSTIGAMIENTO JUDICIAL A PERIODISTAS EN YUCATÁN

En las últimas semanas se han hecho públicos casos de hostigamiento judicial a periodistas de Yucatán. Exigimos el respeto al derecho a la libertad de expresión y al derecho de acceso a la información.Exigimos el cese del hostigamiento judicial contra el...