Fiscalía de Yucatán intentó cerrar expediente de Chablekal

3 de mayo: la lucha contra la impunidad

  • Tribunal Colegiado ordenó continuar con investigación
  • Yucatán no cuenta con peritos para aplicar protocolo ante tortura

 

Comunicado del equipo Indignación

La Fiscalía de Yucatán intentó cerrar la investigación por los delitos cometidos por policías estatales en contra de dos de las personas detenidas y torturadas en el contexto de la represión del 3 de mayo de 2016 en Chablekal.

Efectivamente, dos de las personas detenidas con violencia, vecinos de Chablekal, fueron torturadas y continúan con la denuncia. Sin embargo, la Fiscalía del Estado, como en otros casos, determinó el no ejercicio de la acción penal desde el año pasado y los denunciantes, vecinos de Chablekal, solicitaron la protección de la justicia federal.

Aunque el amparo se sobreseyó inicialmente, los denunciantes solicitaron la revisión y el Primer Tribunal Colegiado con sede en Puebla amparó a los quejosos y ordenó al Ministerio Público continuar con la investigación. Lamentablemente, como en otros casos, es a fuerza de amparos como se logra continuar con la investigación en casos de delitos cometidos por autoridades.

El Ministerio Público quiso justificar su inacción declarando no contar con personal capacitado para aplicar el Protocolo de Estambul, pero el Tribunal le ordenó continuar con la investigación, aplicar dicho protocolo o bien realice la técnica de investigación idónea a fin de esclarecer el origen y naturaleza del caso así como también los funcionarios que intervinieron en el acto de tortura alegado, tanto autores materiales como intelectuales.

El Tribunal Colegiado, el pasado 9 de abril, otorgó una prórroga de treinta días hábiles a la Fiscalía de Yucatán para cumplir con la sentencia.

El equipo Indignación lamenta y deplora esta declaración de incompetencia de la Fiscalía, que admite que no investigó porque no cuenta con personal capacitado para aplicar el protocolo de Estambul. Constatar que ni la Fiscalía ni la Codhey cuentan con expertos para investigar tortura resulta de lo más preocupante en un Estado en el que precisamente en el tiempo reciente se han hecho públicos diversos casos de tortura cometidos tanto por policías estatales como municipales o federales.

Incluso hay personas que han muerto en cárceles en condiciones que obligan a sospechar tortura, como el caso de Roberth Tzab, en Tekax, hace 8 años, o el más reciente, en Temax, también en 2016. Estos dos casos, como los que incluso fueron grabados y divulgados y otros que se han dado a conocer, permanecen impunes.

Hoy se cumplen dos años de la represión en Chablekal que, además de este caso de tortura, exhibió a la policía estatal de Yucatán que incurrió en uso desproporcionado de la fuerza, allanamiento de viviendas e incluso de la iglesia, uso de gases lacrimógenos incluso dentro de viviendas lo que puso en riesgo a la población y detenciones arbitrarias, entre otros abusos, en el contexto de un desalojo que la población de Chablekal, que conoce el caso, consideró injusto.

El desalojo se cometió en contra de un abuelo de más de 90 años que había habitado toda su vida en el predio del cual sería desalojado. La población de Chablekal se convocó ante la inminente injusticia, que impidió, pero la policía de Yucatán cometió múltiples abusos que continúan impunes.

Don Salvador falleció el pasado 24 de noviembre.

Scroll Up