En Kimbilá se violan derechos del pueblo maya

15 de diciembre de 2007

Tres niveles de gobierno incurren en omisiones y acciones que lesionan garantías

Comunicado del equipo Indignación A.C.

El derecho del pueblo de Kimbilá a elegir a sus autoridades está siendo vulnerado por la intervención ilegal del presidente municipal de Izamal, en tanto que omisiones y acciones de ese Ayuntamiento, del Gobierno del Estado, así­ como de la legislatura anterior y de la actual, ponen en riesgo la seguridad de las y los habitantes de esa Comisaría.

El Alcalde de Izamal incurrió en diversas responsabilidades en la organización de las elecciones para comisario de Kimbilá ya que en éstas no garantizó la libertad ni la equidad en la contienda e hizo campaÑa a favor de uno de los candidatos. Posteriormente, al resultar ganadora una mujer, incurrió en acciones ilegales al quitarla e imponer al candidato que quedó en segundo lugar, lo que también podría configurar discriminación de género.

El 28 de septiembre del presente año se efectuaron elecciones para elegir comisario de Kimbilá, municipio de Izamal, Yucatán, en las cuales resultó ganadora Doña Feliciana Mex. A pesar de ello, el Presidente municipal de Izamal, Roberto Antonio Rodrí­guez Asaf, desconoció el proceso electoral e impuso al C. Rogelio Can bajo el argumento de que la candidata ganadora no estaba en el padrón electoral. A raíz de esta situación inició un conflicto post electoral que ha durado casi tres meses y en el cual se han generado situaciones que ponen en riesgo la integridad de las y los habitantes de Kimbilá.

La tensión que a lo largo de estos dos meses se ha vivido en Kimbilá se acentuó el día 12 de diciembre, cuando el comisario no electo intentó tomar posesión del palacio comisarial, generando una situación de enfrentamiento entre la mayorí­a de la población y la policía municipal de Izamal que protegí­a al candidato impuesto. Finalmente y después de un largo período de negociación, se acordó que nadie se quedarí­a en el palacio y que éste quedarí­a a resguardo de la policía del Estado, hasta en tanto no se resolviera el conflicto post-electoral. Este acuerdo estuvo a punto de fracasar el 14 de diciembre toda vez que la policía estatal se ausentó por un período que estuvo a punto de generar un nuevo enfrentamiento entre policía municipal y habitantes de Kimbilá.

La candidata ganadora, Doña Feliciana Mex, después de diversas agresiones, amenazas y ofertas, ha desistido de continuar exigiendo el respeto al resultado electoral, mientras que vecinas y vecinos de Kimbilá, independientemente del desistimiento de doña Feliciana, continúan exigiendo que sean los propios habitantes quienes elijan a su autoridad y que cesen los agravios hacia su pueblo.

El 13 de diciembre de 2007, una Comisión de ciudadanos de la Comisaría de Kimbilá se reunió con una Comisión plural de legisladores integrada por los Diputados Jorge Carlos Berlín Montero, Víctor Chi Trujeque y Elsa Sarabia Cruz, del PRI; Carlota Storey Montalvo, del PAN; Bertha Pérez Medina del PRD y Doris Candila Echeverrí­a del PTSY, para plantearles nuevamente la urgente necesidad de establecer ví­as para resolver el conflicto generado por la ilegal intervención del alcalde de Izamal.

Hicieron entrega de un documento, avalado por aproximadamente mil firmas de habitantes de Kimbilá, en el cual solicitan: a) Nuevas elecciones, bajo los principios de equidad e imparcialidad, en las cuales se respete la voluntad popular; b) Que sea la policía del estado la que resguarde el palacio de la Comisaría hasta en tanto se resuelva el conflicto; c) Que en el espacio de negociación que se genere estén presentes, además del presidente municipal de Izamal, diputados de todas las fracciones parlamentarias y funcionarios estatales para garantizar un mí­nimo de equidad. Durante la reunión también se exigió que las negociaciones se efectuaran en Kimbilá, de tal manera que las autoridades que participen en la mesa de negociación pudieran percatarse del clima que se vive en la entidad. Estas mismas peticiones fueron hechas, momentos antes, a la gobernadora del estado a través de la Oficialí­a de partes del ejecutivo.

Las y los diputados presentes en la reunión se comprometieron a establecer el próximo lunes 17 una mesa de diálogo para llegar a una solución pacífica.

El equipo Indignación considera que:

A. Existe violación a los derechos políticos de los habitantes de Kimbilá, puesto que el Presidente municipal desconoció a la candidata ganadora e impuso ilegalmente a quien quedó en segundo lugar sin tener atribuciones para ello, pasando por alto la voluntad del pueblo.

B. Existe violación al derecho que tienen los pueblos indígenas, en este caso el pueblo maya, a elegir a sus propias autoridades, derecho que se encuentra reconocido en el Convenio 169 de la OIT y en la Constitución del estado de Yucatán.

C. El alcalde de Izamal podría haber incurrido en discriminación de género, puesto que, además, se privó de manera arbitraria a una mujer que había ganado las elecciones para comisario/a.

Vemos con preocupación que ante el creciente descontento de la gente de Kimbilá, el presidente municipal de Izamal ha pretendido utilizar la provocación para generar una situación de mayor tensión y enfrentamiento en la población. Resulta urgente e indispensable que las y los diputados, así­ como las autoridades del Gobierno del Estado atiendan finalmente un conflicto en el que también tienen responsabilidad. El Gobierno del Estado incluso intervino en negociaciones que no sólo omitieron partir de las violaciones cometidas contra el pueblo de Kimbilá, sino que las avalaron.

El actual agravio contra el pueblo maya también se deriva de actuaciones de la legislatura anterior y de la actual por la creación de ordenamientos que no reconocen plenamente los derechos del pueblo maya o que dificultan el pleno ejercicio de estos derechos, así­ como por la ausencia de una normatividad que establezca un procedimiento claro en las elecciones para Comisaria/o

El derecho de los habitantes de las Comisarías a elegir a sus propias autoridades se reconoció en la Constitución local a partir de la modificación derivada de las reformas al artículo 115 de la Constitución Federal. Sin embargo esta modificación exhibe graves limitaciones que ya antes había señalado este equipo puesto que continúa llamando autoridades auxiliares del municipio a los comisarios y deja a los Ayuntamientos la reglamentación que ampare el proceso de elección de las autoridades, con lo cual existe el riesgo de que los presidentes municipales manipulen las elecciones de Comisarías, como ha sucedido en Kimbilá y en otras elecciones anteriores como en Libre Unión.

Es indispensable que el legislativo fortalezca la normatividad, cubra las lagunas existentes y dé a las elecciones de comisarios/as el rango que merecen, pues pareciera ser que las elecciones a comisarios son de segunda categoría, con lo cual también se evidencia discriminación hacia el pueblo maya.

Cualquier negociación que se realice para destrabar el conflicto tiene que partir del reconocimiento de las violaciones que diversas autoridades han cometido en este proceso y deslindar las responsabilidades de tal forma que se garantice que ninguna acción ilegal de algún funcionario público quedará impune.

Es obligación de las y los diputados y del Gobierno del Estado contribuir a la resolución de este conflicto reconociendo y resarciendo las violaciones generadas a la población. De no ser así­, se sentaría un peligroso precedente que impulsarí­a a otros presidentes municipales a violar derechos del pueblo maya y derechos civiles y políticos de las y los habitantes de las Comisarías yucatecas.

Scroll Up