A las autoridades del IMSS

Mérida, Yucatán; 5 de diciembre de 2001

Dr. Santiago Levy Algazi.
Director General del Instituto Mexicano
Del Seguro Social.

Ing. Milton Rubio Madera
Delegado Estatal del IMSS

Dr. José Iván Aguilar Vivas
Director Regional del Seguro Social

Con profunda preocupación, las organizaciones civiles de derechos humanos abajo firmantes, manifestamos nuestro extrañamiento por la posibilidad de que la Dra. Rocío Marthell López sea nombrada Directora de la clí­nica del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en la comunidad de Conkal, Yucatán, según información publicada en un periódico local.

Nuestra preocupación estriba en el hecho de que, durante la gestión de Dra. Martell como Directora de la Escuela Social de Menores Infractores del Estado de Yucatán, se denunciaron una serie de presuntas violaciones a los derechos humanos cometidas en contra de los menores infractores recluidos en dicha Escuela, mismas que en la actualidad están siendo investigadas por la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH).

Dentro de las principales denuncias señaladas por los familiares de los menores y trabajadores de la Escuela, sobresale el imponer castigos crueles y degradantes a los internos y las internas. Tales castigos consistí­an en encerrarlos en celdas de condiciones inhumanas, dejarlos varios días sin comer o golpearlos; les gritaba y humillaba de diversos modos (expusieron el caso de un niño a quien vistió de mujer y el de otro a quien amenazó con inyectarlo con sangre contaminada de VIH-sida); difamaba a los padres de los niños y niñas y también se dirigí­a a los padres de familia con gritos y prepotencia; incluso y a raí­z de la inspección que en agosto de este año realizaron visitadores de la CNDH a las instalaciones de la Escuela de Menores en donde pudieron entrevistarse con algunos de los internos, se llegaron a mencionar situaciones de abuso sexual y desapariciones de menores.

En este sentido, nos preocupa que, una persona cuya actuación al frente de una institución pública está siendo investigada por la CNDH por graves violaciones a los derechos humanos, asuma un puesto de gran responsabilidad como lo es la dirección de una institución de salud en una zona rural, en donde la sensibilidad, la honestidad y el respeto a los derechos humanos son requisitos indispensables para efectuar cabalmente la labor en el ramo de la atención médica. Por lo tanto, mientras no exista una determinación clara por cuanto hace a las violaciones a los derechos humanos imputadas a la Dra. Marthell durante su administración en la Escuela de Menores Infractores, es incuestionable el riesgo que para los derechohabientes resulta el tener como funcionaria a una persona acusada de hechos tan graves y presunta responsable de haber cometido violaciones a los derechos humanos.

Por lo anteriormente expuesto, solicitamos que el Instituto Mexicano del Seguro Social garantice la seguridad de sus derechohabientes y revise la decisión de nombrar como responsable de la clínica a una persona que, actualmente, está siendo investigada como responsable de violaciones a los derechos humanos de las niñas y niños internos de la Escuela Social de Menores Infractores, cuando menos hasta que la CNDH determine si efectivamente hubo o no violaciones a los derechos humanos durante la administración de la Dra. Marthell al frente de la Escuela Social de Menores Infractores.

Sin otro particular y agradeciendo de antemano la atención prestada, nos despedimos de usted, no sin antes expresarle nuestra consideración y estima, en espera de su pronta respuesta.

Atentamente.

Por Indignación, Promoción y Defensa Por el Centro de Derechos Humanos
De los Derechos Humanos Miguel Agustí­n Pro Juárez.
Cristina Muñoz Menéndez. Jorge Fernández Mendiburu.

Scroll Up